Loading…
Nueva Versión Internacional
Restore columns
Exit Fullscreen

Profecía contra Babilonia

13 Profecía contra Babilonia que recibió Isaías hijo de Amoz:

Sobre un monte pelado agiten la bandera;

llamen a gritos a los soldados,

háganles señas con la mano

para que entren por las puertas de los nobles.

Ya he dado orden a mis consagrados;

he reclutado a mis valientes,

a los que se alegran de mi triunfo,

para que ejecuten mi castigo.

¡Escuchen! Se oye tumulto en las montañas,

como el de una gran multitud.

¡Escuchen! Se oye un estruendo de reinos,

de naciones que se han reunido.

El Señor Todopoderoso pasa revista

a un ejército para la batalla.

Vienen de tierras lejanas,

de los confines del horizonte.

Viene el Señor con las armas de su ira

para destruir toda la tierra.

¡Giman, que el día del Señor está cerca!

Llega de parte del Todopoderoso como una devastación.

Por eso todas las manos desfallecen,

todo el mundo pierde el ánimo.

Quedan todos aterrados;

dolores y angustias los atrapan:

¡se retuercen de dolor,

como si estuvieran de parto!

Espantados, se miran unos a otros;

¡tienen el rostro encendido!

¡Miren! ¡Ya viene el día del Señor

—día cruel, de furor y ardiente ira—;

convertirá en desolación la tierra

y exterminará de ella a los pecadores!

10 Las estrellas y las constelaciones del cielo

dejarán de irradiar su luz;

se oscurecerá el sol al salir

y no brillará más la luna.

11 Castigaré por su maldad al mundo,

y por su iniquidad a los malvados.

Pondré fin a la soberbia de los arrogantes

y humillaré el orgullo de los violentos.

12 Voy a hacer que haya menos gente que oro fino,

menos mortales que oro de Ofir.

13 Por eso haré que tiemble el cielo

y que la tierra se mueva de su sitio,

por el furor del Señor Todopoderoso

en el día de su ardiente ira.

14 Como gacela acosada,

como rebaño sin pastor,

cada uno se volverá a su propio pueblo,

cada cual huirá a su propia tierra.

15 Al que atrapen lo traspasarán;

el que caiga preso morirá a filo de espada.

16 Ante sus propios ojos

estrellarán a sus pequeños,

saquearán sus casas

y violarán a sus mujeres.

17 ¡Miren! Yo incito contra ellos a los medos,

pueblo al que no le importa la plata

ni se deleita en el oro.

18 Con sus arcos traspasarán a los jóvenes;

no se apiadarán del fruto del vientre

ni tendrán compasión de los niños.

19 Babilonia, la perla de los reinos,

la gloria y el orgullo de los caldeos,

quedará como Sodoma y Gomorra

cuando Dios las destruyó.

20 Nunca más volverá a ser habitada,

ni poblada en los tiempos venideros.

No volverá a acampar allí el beduino,

ni hará el pastor descansar a su rebaño.

21 Allí descansarán las fieras del desierto;

sus casas se llenarán de búhos.

Allí habitarán los avestruces

y brincarán las cabras salvajes.

22 En sus fortalezas aullarán las hienas,

y en sus lujosos palacios, los chacales.

Su hora está por llegar,

y no se prolongarán sus días.

14 En verdad, el Señor tendrá compasión de Jacob y elegirá de nuevo a Israel. Los asentará en su propia tierra. Los extranjeros se juntarán con ellos, y se unirán a los descendientes de Jacob. Los pueblos los acogerán y los llevarán hasta su patria. Los israelitas los tomarán como siervos y siervas en el suelo del Señor; apresarán a sus captores y dominarán a sus opresores.

Cuando el Señor los haga descansar de su sufrimiento, de su tormento y de la cruel esclavitud a la que fueron sometidos, pronunciarán esta sátira contra el rey de Babilonia:

¡Hay que ver cómo terminó el opresor,

y cómo acabó su furia insolente!*

Quebró el Señor la vara de los malvados;

rompió el bastón de los tiranos

6 que con furia y continuos golpes

castigaba a los pueblos,

que con implacable enojo

dominaba y perseguía a las naciones.

Toda la tierra descansa tranquila

y prorrumpe en gritos de alegría.

Hasta los pinos y cedros del Líbano

se burlan de ti y te dicen:

«Desde que yaces tendido,

nadie viene a derribarnos.»

Allá en lo profundo, por tu causa,

el sepulcro se estremece

al salir a tu encuentro;

por causa tuya despierta a los muertos,

a los que fueron jefes de la tierra.

Hace que los reyes de todas las naciones

se levanten de sus tronos.

10 Todos ellos responden y te dicen:

«¡También tú te has debilitado!

¡Ya eres uno más de los nuestros!»

11 Tu majestad ha sido arrojada al sepulcro,

junto con el sonido de tus arpas.

¡Duermes entre gusanos,

y te cubren las lombrices!

12 ¡Cómo has caído del cielo,

lucero de la mañana!

Tú, que sometías a las naciones,

has caído por tierra.

13 Decías en tu corazón:

«Subiré hasta los cielos.

¡Levantaré mi trono

por encima de las estrellas de Dios!

Gobernaré desde el extremo norte,

en el monte de los dioses.*

14 Subiré a la cresta de las más altas nubes,

seré semejante al Altísimo.»

15 ¡Pero has sido arrojado al sepulcro,

a lo más profundo de la fosa!

16 Los que te ven, te clavan la mirada

y reflexionan en cuanto a tu destino:

«¿Y éste es el que sacudía a la tierra

y hacía temblar a los reinos,

17 el que dejaba el mundo hecho un desierto,

el que arrasaba sus ciudades

y nunca dejaba libres a los presos?»

18 Todos los reyes de las naciones

reposan con honor,

cada uno en su tumba.

19 Pero a ti, el sepulcro te ha vomitado

como a un vástago repugnante.

Los que murieron a filo de espada,

los que bajaron al fondo de la fosa,

te han cubierto por completo.

¡Pareces un cadáver pisoteado!

20 No tendrás sepultura con los reyes,

porque destruiste a tu tierra

y asesinaste a tu pueblo.

¡Jamás volverá a mencionarse

la descendencia de los malhechores!

21 Por causa de la maldad de los padres,

preparen un matadero para los hijos.

¡Que no se levanten para heredar la tierra

ni cubran con ciudades la faz del mundo!

22 «Yo me levantaré contra ellos

—afirma el Señor—.

Yo extirparé de Babilonia

nombre y descendencia,

vástago y posteridad

—afirma el Señor Todopoderoso—.

23 La convertiré en lugar de erizos,

en charco de agua estancada;

la barreré con la escoba de la destrucción»,

afirma el Señor Todopoderoso.

NVI

About Nueva Versión Internacional

La Sociedad Bíblica Internacional, que es una organización cristiana evangélica, mundialmente reconocida, dedicada desde hace ya casi doscientos años a la traducción, publicación y distribución de la Biblia, con el único propósito de que muchos lleguen al conocimiento y salvación en Jesucristo, y, a través del estudio de las Sagradas Escrituras, crezcan en su fe y se conviertan en auténticos discípulos del Maestro. El ministerio de la Sociedad Bíblica Internacional se ha extendido ya a 44 países en el mundo, y, con su trabajo de traducción, publicación y distribución de las Escrituras en centenares de idiomas, ofrece a iglesias, personas e instituciones, programas de evangelización y discipulado, y una gran variedad de biblias, nuevos testamentos y otras escrituras y materiales para la evangelización y el discipulado.

Podría señalarse como fecha de arranque del proyecto el año de 1979, cuando la Sociedad Bíblica Internacional tomó la decisión de producir un Nuevo Testamento, en español, siguiendo los parámetros de la NIV. Varias personas y comités trabajaron por casi 10 años. En este período se publicaron varias traducciones del N.T. hechas más que todo del texto inglés de la NVI, aunque consultando de cerca los textos originales. En 1990, después de varias consultas con importantes biblistas y líderes de América Latina, se decidió formar un comité de traducción bíblica, y nombrar al Dr. René Padilla, como presidente, y al Dr Luciano Jaramillo como secretario ejecutivo del mismo, para emprender en firme una nueva versión de la Biblia, en base a los textos originales, arameo, hebreo y griego.

Por casi una década, la Sociedad Bíblica Internacional y su comité de traducción bíblica han trabajado con profundo amor y fe y entusiasmo para entregar a los lectores del final de este siglo y los del próximo milenio, la mejor versión del texto bíblico que podamos tener en español. Estamos seguros de que la NVI será de gran provecho y ayuda no sólo en el estudio individual de las Escrituras, sino en la predicación y enseñanza, y especialmente en la evangelización.

Support Info

nvi

Table of Contents