Loading…
Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy
Restore columns
Exit Fullscreen

8 Por tanto, ahora no hay condenacióna para los que están en Cristo Jesús1b, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.

2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesúsa te2 ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.

3 Pues lo que la Ley no pudo hacer, ya que era débil por causa de la carnea, Dios lo hizo: enviando a Su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y como ofrenda por el pecado, condenó al pecado en la carne,

4 para que el requisito de la Ley se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritua.

5 Porque los que viven conforme a la carnea, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritub.

6 Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paza.

7 La mente puesta en la carne es enemiga de Diosa, porque no se sujeta a la Ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo,

8 y los que están en la carnea no pueden agradar a Dios.

Viviendo según el Espíritu

9 Sin embargo, ustedes no están en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en ustedesa. Pero si alguien no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El.

10 Y si Cristo está en ustedes, aunque el cuerpo esté muerto a causa del pecado, sin embargo, el espíritu está vivo (es vida) a causa de la justiciaa.

11 Pero si el Espíritu de Aquél que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en ustedesa, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos, también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de Su Espíritu que habita en ustedes.

12 Así que, hermanos, somos deudores, no a la carne, para vivir conforme a la carne.

13 Porque si ustedes viven conforme a la carne, habrán de morir; pero si por el Espíritu hacen morir las obras de la carne (del cuerpo), vivirána.

14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Diosa, los tales son hijos de Dios.

15 Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temora, sino que han recibido un espíritu de adopciónb como hijos, por el cual clamamos: “¡Abba, Padre!”

16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritua de que somos hijos de Dios.

17 Y si somos hijos, somos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristoa, si en verdad padecemos con El a fin de que también seamos glorificados con El.

La Gloria Futura

18 Pues considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser reveladaa.

19 Porque el anhelo profundo de la creación es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Diosa.

20 Porque la creación fue sometida a vanidada, no de su propia voluntad, sino por causa de Aquélb que la sometió, en la esperanza

21 de que la creación misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Diosa.

22 Pues sabemos que la creación entera gime y sufrea hasta ahora dolores de parto.

23 Y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritua, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.

24 Porque en esperanza hemos sido salvados, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve?a

25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia (perseverancia) lo aguardamosa.

Victoriosos en Cristo

26 De la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotrosa con gemidos indecibles.

27 Y Aquél que escudriña los corazonesa sabe cuál es el sentir del Espíritu, porque El intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.

28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosasa cooperan para bien, esto es, para los que son llamadosb conforme a Su propósito.

29 Porque a los que de antemano conocióa, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de Su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos.

30 A los que predestinó, a ésos también llamó. A los que llamó, a ésos también justificóa. A los que justificó, a ésos también glorificób.

31 Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotrosa?

32 El que no negó ni a Su propio Hijoa, sino que Lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también junto con El todas las cosas?

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justificaa.

34 ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotrosa.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustiaa, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espadab?

36 Tal como está escrito:

“Por causa tuya somos puestos a muerte todo el dia;

somos considerados como ovejas para el mataderoa.”

37 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amóa.

38 Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vidaa, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Diosa que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

La Elección de Israel

NBLH

About Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy

Basada en a La Biblia de las Américas, esta nueva versión de la Biblia es el producto de la intensa labor y dedicación de un considerable número de eruditos de distintas denominaciones y países. En esta traducción se ofrece al mundo de habla Hispana la riqueza y el poder de la Palabra de Dios en forma tal que sea un verdadero tesoro devocional y un instrumento práctico de estudio.

Copyright

NUEVA BIBLIA DE LOS HISPANOS

Copyright 2005 by The Lockman Foundation

La Habra, California 90631

Sociedad no comercial

Derechos Reservados

www.NBLH.org (Español) www.lockman.org (English)

Texto derivado de

LA BIBLIA DE LAS AMERICAS Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation

"NBLH" y "Nueva Biblia de los Hispanos" son marcas de The Lockman Foundation. El uso de estas marcas registradas requiere el permiso de The Lockman Foundation.

Quedan reservados en todos los países los derechos de reproducción y adaptación.

PERMISO PARA CITAR

El texto de la NUEVO BIBLIA DE LOS HISPANOS puede ser citado y/o reimpreso hasta quinientos (500) versículos sin necesidad de tener permiso escrito de The Lockman Foundation, siempre que los versículos no constituyan un libro completo de la Biblia o que formen más del 25% del total de la obra en la cual son citados.

Una nota sobre los Derechos Reservados (Copyright) en la página en que se mencionan el título y los Derechos Reservados (Copyright) de la obra que se publica debe aparecer como sigue:

"Las citas bíblicas son tomadas de la NUEVA BIBLIA DE LOS HISPANOS

Copyright 2005 by The Lockman Foundation. Usadas con permiso."

Cuando las citas de NBLH son usadas en materiales sin propósito de venta, tales como boletines y programas de iglesia, carteles de anuncio, transparencias o materiales similares, la abreviatura (NBLH) puede usarse al final de la cita.

Las citas y/o reimpresión que pasen las limitaciones mencionadas, u otros permisos especiales, deben ser solicitados y aprobados por escrito por The Lockman Foundation.

Este permiso para citar está limitado a los materiales que están totalmente hechos de acuerdo con las provisiones de las leyes de Derechos Reservados (Copyright) de los Estados Unidos de América. The Lockman Foundation, P.O. Box 2279, La Habra, CA 90632-2279, (714) 879-3055.

Support Info

nblh

Table of Contents