Cargando…

Salmo 49:1–9

1 Oíd esto, pueblos todos;

Escuchad, habitantes todos del mundo,

2 Así los plebeyos como los nobles,

El rico y el pobre juntamente.

3 Mi boca hablará sabiduría,

Y el pensamiento de mi corazón inteligencia.

4 Inclinaré al proverbio mi oído;

Declararé con el arpa mi enigma.

5 ¿Por qué he de temer en los días de adversidad,

Cuando la iniquidad de mis opresores me rodeare?

6 Los que confían en sus bienes,

Y de la muchedumbre de sus riquezas se jactan,

7 Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano,

Ni dar a Dios su rescate

8 (Porque la redención de su vida es de gran precio,

Y no se logrará jamás),

9 Para que viva en adelante para siempre,

Y nunca vea corrupción.

Read more