Cargando…

Apocalipsis 21:3–4

3Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo,e y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte,f ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor;g porque las primeras cosas pasaron.

Read more