Cargando…
Hechos de los Apóstoles 20.28–31

28 “Tengan cuidado de sí mismos y de toda la congregación, en medio de la cual el Espíritu Santo les ha hecho obispos (supervisores) para pastorear la iglesia de Dios, la cual El compró con Su propia sangrea.

29 “Sé que después de mi partida, vendrán lobos ferocesa entre ustedes que no perdonarán el rebaño.

30 “También de entre ustedes mismos se levantarán algunos hablando cosas perversas para arrastrar a los discípulosa tras ellos.

31 “Por tanto, estén alerta, recordando que por tres años, de noche y de día, no cesé de amonestar a cada uno con lágrimasa.

Read more