Cargando…
Salmo 23.4

¶4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte1a,

no temeré mal2b alguno, porque tú estás conmigoc;

tu vara y tu cayadod me infunden aliento3.

Read more