Cargando…
Marcos 10.6–12

Pero desde el principio de la creacióna, Dios los hizo varon y hembrab.

Por esta razon el hombre dejara a su padre y a su madre1a,

y los dos seran una sola carnea; por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne.

Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.

10 Y ya en la casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre esto.

11 Y El les dijo*: Cualquiera que se divorcie de1 su mujer y se case con otra, comete adulterio contra ellaa;

12 y si ella se divorcia de1 su maridoa y se casa con otro, comete adulterio.

Read more