Cargando…
Hechos de los Apóstoles 2.27–31

27 No dejarás que mi vida termine en el sepulcro;*

no permitirás que tu santo sufra corrupción.

28 Me has dado a conocer los caminos de la vida;

me llenarás de alegría en tu presencia.”*

29 »Hermanos, permítanme hablarles con franqueza acerca del patriarca David, que murió y fue sepultado, y cuyo sepulcro está entre nosotros hasta el día de hoy. 30 Era profeta y sabía que Dios le había prometido bajo juramento poner en el trono a uno de sus descendientes.* 31 Fue así como previó lo que iba a suceder. Refiriéndose a la resurrección del Mesías, afirmó que Dios no dejaría que su vida terminara en el sepulcro, ni que su fin fuera la corrupción.

Read more