Cargando…
Isaías 44.3–4

Pues derramaré agua para calmar tu sed

y para regar tus campos resecos;

derramaré mi Espíritu sobre tus descendientes,

y mi bendición sobre tus hijos.

Prosperarán como la hierba bien regada,

como sauces en la ribera de un río.

Read more