Loading…
Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy

1 Samuel 16:1–13

Embed This Verse

Add this verse to your website by copying the code below. Customize

David Ungido por Samuel

16 Y el Señor dijo a Samuel: “¿Hasta cuándo te lamentarás por Saúl, después que Yo lo he desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite y ve; te enviaré a Isaía, el de Belén (Casa del Pan), porque de entre sus hijos he escogido un rey para Míb.”

2 Samuel respondió: “¿Cómo puedo ir? Cuando Saúl lo sepa, me matará.” Y el Señor dijo: “Toma contigo una novilla y di: ‘He venido a ofrecer sacrificio al Señora.’

3 “Invitarás a Isaí al sacrificio y Yo te mostraré lo que habrás de hacera; entonces me ungirás a aquél que Yo te indiqueb.”

4 Samuel hizo lo que el Señor dijo, y fue a Beléna. Y los ancianos de la ciudad vinieron a su encuentro temblando y dijeron: “¿Vienes en paz?”

5 Y él respondió: “En paz. He venido a ofrecer sacrificio al Señor. Conságrense y vengan conmigo al sacrificioa.” Samuel consagró también a Isaí y a sus hijos y los invitó al sacrificio.

6 Cuando ellos entraron, Samuel vio a Eliaba, y se dijo: “Ciertamente el ungido del Señor está delante de El.”

7 Pero el Señor dijo a Samuel: “No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; porque Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazóna.”

8 Entonces Isaí llamó a Abinadaba y lo hizo pasar delante de Samuel, y dijo: “Tampoco a éste ha escogido el Señor.”

9 Después Isaí hizo pasar a Samaa. Y Samuel dijo: “Tampoco a éste ha escogido el Señor.”

10 Así Isaí hizo pasar a siete de sus hijos delante de Samuel. Pero Samuel dijo a Isaí: “El Señor no ha escogido a éstos.”

11 Samuel preguntó: “¿Son éstos todos tus hijos?” Isaí respondió: “Aún queda el menor, es el que está apacentando las ovejasa.” Samuel insistió: “Manda a buscarlo, pues no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga acá.”

12 Y envió a buscarlo y lo hizo entrar. Era rubio, de ojos hermosos y bien parecido. Y el Señor dijo: “Levántate, úngelo; porque éste esa.”

13 Entonces Samuel tomó el cuerno de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. Y el Espíritu del Señor vino poderosamente sobre David desde aquel día en adelantea. Luego Samuel se levantó y se fue a Ramá.

Read More