Cargando…
1 Pedro 5.1–5

Consejos a los Ancianos de la Iglesia

5 Por tanto, a los ancianos entre ustedes, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristoa, y también participante de la gloria que ha de ser reveladab:

2 pastoreen el rebaño de Dios entre ustedesa, velando por él, no por obligaciónb, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero (no por ganancias deshonestas), sino con sincero deseo;

3 tampoco como teniendo señoríoa sobre los que les han sido confiados, sino demostrando ser (convirtiéndose en) ejemplos del rebaño.

4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores (el Pastor Supremo)a, ustedes recibirán la corona inmarcesible (que jamás se marchitará) de gloria.

5 Asimismo ustedes, los más jóvenes, estén sujetos a los mayores (los ancianos). Y todos, revístanse de humildad en su trato mutuo, porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildesa.

Read more