Cargando…
1 Corintios 5.1–13

Inmoralidad en la Iglesia de Corinto

5 En efecto, se oye que entre ustedes hay inmoralidad, y una inmoralidad tal como no existe ni siquiera entre los Gentiles, al extremo de que alguien tiene la mujer de su padrea.

2 ¡Y ustedes se han vuelto arrogantes en lugar de haberse entristecido, para que el que de entre ustedes ha cometido esta acción fuera expulsado de en medio de ustedesa!

3 Pues yo, por mi parte, aunque ausente en cuerpo pero presente en espíritua, como si estuviera presente, ya he juzgado al que cometió tal acción.

4 En el nombre de nuestro Señor Jesús, cuando estén reunidos, y yo con ustedes en espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesúsa,

5 entreguen a ese tal a Satanása para la destrucción de su carne, a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor Jesúsb.

6 La jactancia de ustedes no es buenaa. ¿No saben que un poco de levadura fermenta toda la masab?

7 Limpien la levadura vieja para que sean masa nueva, así como lo son en realidad sin levadura. Porque aun Cristo, nuestra Pascua, ha sido sacrificadoa.

8 Por tanto, celebremos la fiesta no con la levadura vieja, ni con la levadura de malicia y maldad, sino con panes sin levaduraa de sinceridad y de verdad.

9 En mi carta les escribí que no anduvieran en compañía de personas inmoralesa.

10 No me refería a la gente inmoral de este mundo, o a los codiciosos y estafadores, o a los idólatrasa, porque entonces tendrían ustedes que salirse del mundo.

11 Sino que en efecto les escribí que no anduvieran en compañía de ninguno que, llamándose hermano, es una persona inmorala, o avaro, o idólatra, o difamador, o borracho, o estafador. Con esa persona, ni siquiera coman.

12 Pues ¿por qué he de juzgar yo a los de afuera? ¿No juzgan ustedes a los que están dentro de la iglesiaa?

13 Pero Dios juzga a los que están fuera. Expulsen al malvado de entre ustedesa.

Read more