Cargando…
Salmo 74.1

Oh Dios, ¿por qué nos has rechazado para siemprea?

¿Por qué se enciende tu irab contra las ovejas de tu prado1c?

Read more