Cargando…
Romanos 12.1–2

Actitud consecuente del creyente

Por consiguiente, hermanos, os ruegoa por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santob, aceptable1 a Dios, que es vuestro culto racional.

2 Y no os adaptéis1 a este mundo2a, sino transformaos mediante la renovación de vuestra menteb, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable3 y perfectoc.

Read more