Cargando…
Mateo 28.1–6

La resurrección

aPasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra Maríab vinieron a ver el sepulcro.

2 Y he aquí, se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señora descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedrab y se sentó sobre ella.

3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nievea;

4 y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos.

5 Y hablando1 el ángel, dijo a las mujeres: Vosotras, no temáisa; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado2.

6 No está aquí, porque ha resucitado, tal como dijoa. Venid, ved el lugar donde yacía.

Read more