Cargando…
Malaquías 3.8–12

8 ¿Robará1 el hombre a Dios? Pues vosotros me estáis robando. Pero decís: “¿En qué te hemos robado?” En los diezmos y en las ofrendas2a.

9 Con maldición estáis malditosa, porque vosotros, la nación entera, me estáis robando1.

10 Traed todo el diezmoa al alfolí1, para que haya alimento2 en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto—dice el Señor de los ejércitos—si no os abriré las ventanas del cielob, y derramaré para vosotros bendiciónc hasta que sobreabunde3d.

11 Por vosotros reprenderé al devorador, para que no os destruya los frutos del sueloa; ni vuestra vid en el campo será estéril—dice el Señor de los ejércitos.

12 Y todas las naciones os llamarán bienaventuradosa, porque seréis una tierra de deliciasb—dice el Señor de los ejércitos.

Read more