Cargando…
Isaías 40.8

8 Sécase la hierba, marchítase la flor,

mas la palabra del Dios nuestro permanece para siemprea.

Read more