Cargando…

1º Reyes 19:1–10

Elías huye de Jezabel

Y Acab le contó a Jezabel todo lo que Elías había hecho y cómo1 había matado a espada a todos los profetasa.

2 Entonces Jezabel envió un mensajero a Elías, diciendo: Así me hagan los dioses y aun me añadana, si mañana a estas horas yo no he puesto tu vida1 como la vida1 de uno de ellos.

3 Él tuvo miedo1, y se levantó y se fue para salvar su vida; y vino a Beersebaa de Judá y dejó allí a su criado.

4 Él anduvo por el desierto un día de camino, y vino y se sentó bajo un enebro1; pidió morirsea y dijo: Basta ya, Señor, toma mi vida porque yo no soy mejor que mis padres.

5 Y acostándose bajo el enebro1, se durmió; y he aquí, un ángel lo tocóa y le dijo: Levántate, come.

6 Entonces miró, y he aquí que a su cabecera había una torta cocida sobre piedras calientes y una vasija de agua. Comió y bebió, y volvió a acostarse.

7 Y el ángel del Señor volvió por segunda vez, lo tocó y le dijo: Levántate, come, porque es muy largo el camino para ti.

8 Se levantó, pues, y comió y bebió, y con la fuerza de aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta nochesa hasta Horeb, el monte de Diosb.

Elías se encuentra con Dios

9 Allí entró en una cueva y pasó en ella1 la noche; y he aquí, vino a él la palabra del Señora, y Él le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?

10 Y él respondió: He tenido mucho celo por el Señora, Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han abandonado tu pacto, han derribado tus altares y han matado a espada a tus profetas. He quedado yo solob y buscan mi vida para quitármelac.

Read more