Cargando…
1º Samuel 1.26–28

26 Y ella dijo: ¡Oh señor mío! Vive tu almaa, señor mío, yo soy la mujer que estuvo aquí junto a ti orando al Señor.

27 Por este niño oraba, y el Señor me ha concedido la petición que le hice1a.

28 Por lo cual yo también lo he dedicado1 al Señor; todos los días de su vida estará dedicado1a al Señor. Y adoró2 allí al Señorb.

Read more