Cargando…

Éxodo 21:28–32

28 Y si un buey acornea a un hombre o a una mujer, y le causa la muerte, ciertamente el buey será apedreado y su carne no se comeráa; pero el dueño del buey no será castigado.

29 Sin embargo, si el buey tenía desde antes el hábito de acornear, y su dueño había sido advertido1, pero no lo había encerrado, y mata a un hombre o a una mujer, el buey será apedreado, y su dueño también morirá.

30 Si se le impone precio de rescate, entonces dará por la redención de su vida lo que se demande de él1.

31 Si acornea a un hijo o a una hija1, será enjuiciado según la misma ley2.

32 Si el buey acornea a un siervo o a una sierva, el dueño dará a su amo treinta siclos1 de plataa, y el buey será apedreado.

Read more